DATOS BIOGRÁFICOS  (Parte I)

 

 

Caravaggio Muchos de sus personajes se repiten (él mismo se autorretrata frecuentemente) y suelen ser, jóvenes con una fuerte dosis de sensualidad, "castrati", jugando con el tema de la androginia, un tema que ha dado pié a toda clase de teorías acerca de la homosexualidad pero que, en definitiva, tiene una clara lectura sobre la lucha de fuerzas opuestas.

 

A Caravaggio (Michelangelo Merisi, Caravaggio 1573- Porto Ercole 1610) lo situamos en una época de cambio entre los siglos XVI-XVII, en lo que significó el final del Manierismo y el principio del Barroco. Nació en una pequeña ciudad de Bergamo, en la región de la Lombardía, bajo el seno de una familia bien. Su padre era algo así como un maestro de obras de la corte en Caravaggio y hombre de confianza de Francesco I Sforza. Su vida estuvo fuertemente marcada por un carácter indómito que le proporcionó continuos enfrentamientos con la justicia debido a sus numerosas riñas.

Cesto de frutas (1597-98). Pinacoteca Ambrosiana, Milán. Óleo/lienzo. 46 x 64,5 cm.

Es ciertamente difícil calificar la importancia que Caravaggio ha tenido para la Historia del Arte ya que ha sido uno de los más geniales pintores de la historia. Caravaggio viene a ser el punto de referencia de la mayoría de los artistas posteriores, sobre todo su influencia será decisiva para toda la pintura barroca.

Durante su tiempo, en Roma se estaban dando las últimas manifestaciones del Manierismo. Pero en la Italia septentrional comienza a surgir una nueva corriente que se opone por completo a la anterior y que será la base del Barroco y que estará representada por dos polos totalmente opuestos como son: Anibale Carraci, en representación de lo ideal, frente al Caravaggio, quien por el contrario, representaba lo real


Caravaggio fue, si cabe, el primer artista en elevar la naturaleza muerta a categoría de género. Estuvo en sus primeros años muy interesado por este tipo de pintura. Para él un cesto de frutas y flores tenía la misma altura que un pasaje de la Biblia. Los ejemplos los tenemos en "Muchacho con canasto de frutas" los distintos "Bacos" o en la "Cesta de fruta" de la Pinacoteca Ambrosiana.

Siendo muy joven, y habiendo perdido a su padre, marcha a Milán para ingresar en el taller de Simone Peterzano, un artista tardo-manierista que se consideraba discípulo de la pintura de Tiziano. De él aprendió los postulados del manierismo adquiriendo una mezcla entre el color y la sensualidad venecianos frente al iluminismo realista dominante en la Lombardía. En el taller de Peterzano permanecerá durante cuatro años revelándose ya como un auténtico virtuoso de la técnica con gran dominio del color, el dibujo y la pintura.

Baco. (1597). Galería de los Uffizi. Florencia. Óleo/lienzo.98 x 85 cm.

Sabemos que Caravaggio conoció muy bien un famoso tratado manierista sobre la pintura escrito por Lomazzo, publicado en 1584 y que defendía lo clásico como fuente de inspiración. Del Lomazzo capta bastantes cosas como son la idea de reflejar la psicología del pintor en la pintura y la captación del "moto" (movimiento interno de las figuras que traducen las pasiones y su psicología). Pero él, sin embargo, se referirá a la Naturaleza como fuente de inspiración a la vez que hace caso omiso a la idea del decoro defendida en todos los tratados de la época. Contra el decoro atentaba Caravaggio con su galería de personajes ya que perfectamente se podía identificar a los apóstoles con mendigos, a los ángeles con pordioseros y vírgenes con prostitutas, en definitiva, gentes de la calle que él mismo frecuentaba. Y no solo eso sino que como pordioseros tenían la piel sucia y los pintaba demacrados por su azarosa vida

Antes de su decisiva llegada a Roma, de 1584 a 1589 época aun de formación, pudo ver y empaparse de lo que se estaba haciendo en Brescia, Cremona, Lodi, o Bergamo. Ciudades todas ellas pertenecientes a la Lombardía.

Y por fin, Roma. Su madre había muerto cuando él tenía unos diecisiete años, en 1589 ó 1590 así que decidió vender todo y marchar a la capital artística europea para realizarse como pintor. Camino de Roma hizo dos paradas que asentaron un precedente dentro de toda su obra: una fue en Parma donde vió una "Deposición" de Anibale Carraci en Los Capuchinos cuya virgen desmayada tendrá mucho que ver con aquella que pintará 15 años después. El otro punto fue Florencia. Allí quedó maravillado por los frescos de la capilla Brancacci en la iglesia de Santa María del Carmine pintados por Masaccio, primer artista del renacimiento que supo interpretar la realidad. Dormición de la Virgen (1605-06). Museo Nacional del Louvre. París. Óleo/lienzo. 369 x 245 cm

Sus primeros años en Roma son de miseria, siempre protegido por una serie de gentes, en lo que será una constante en su vida, pertenecientes a las mejores familias de la época (los Sforza, los Colonia, los marqueses de Caravaggio, los Borromeo y los Doria) y personas de la iglesia. Ellos serán quienes le proporcionarán la clientela haciéndole ellos mismos múltiples encargos de frescos y cuadros para decorar sus palacios e iglesias a la vez que le sacarán continuamente de los distintos apuros en los que se verá envuelto.

Las primeras obras que realizara Caravaggio fueron cabezas o copias que superó como un genio que era. Pero aún así seguía en la miseria, incluso ingresó en un hospital de los pobres en donde pintó algunos cuadros para el prior del hospital, un hombre de Sevilla que introdujo dichas obras en España. Obras que influirán mucho, veinte años después, en los maestros del Barroco Español Velázquez y Zurbarán entre otros.

Nada más llegar a Roma comienzan ya sus escarceos con la justicia y la policía. Fue entonces cuando decidió no pintar otra cosa que no fuese la realidad.

Entra a trabajar en el taller de Giuseppe Cesari, un manierista conocido como el Caballero de Arpino quien le muestra el camino del éxito, ya que su taller era el más frecuentado en la época. Allí conocerá a Monseñor Maffeo Barberini (quién será papa Urbano II) y a los hermanos Giustiniani quienes marcarán un momento decisivo en su carrera consiguiéndole muchos encargos por su estrecha amistad. Para el Caballero de Arpino pinta, por ejemplo, "Baco enfermo" y "Muchacho con canasto de frutas".

 

 

( Ir a parte II )

 

ISLA  TERNURA PAISAJES GALERÍAS AUTORES GALERÍA  CARAVAGGIO