Una historia donde no todo es malo...

 

Desde el corazón de Andrés

   

Mi historia hasta este momento esta compuesta por casi 18 años, dentro de los cuales he pasado por experiencias que me han ayudado a crecer como persona y que han hecho fortalecer mi espíritu, para vencer cada obstáculo que la vida pone en mi camino.

 

Empiezo por contar como ha transcurrido mi vida durante este tiempo, confieso que no ha sido nada fácil, pero lo bueno es que he sabido superar cada momento amargo y doloroso que he tenido que vivir y digo tenido porque uno en cierta forma  no escoge lo quiere o desea ser, solo se debe esperar por las oportunidades que nos ofrece el destino y partiendo de ahí luchar por lo que verdaderamente queremos sin importar nada...

 

Todo comenzó desde que me acuerdo, cuando jugaba con mis primos de la misma edad, la verdad nunca me intereso interactuar con mis primas, me inclinaba mas por los hermanos de ellas, así que como todo niño empecé a tener encuentros de caricias con ellos, no se que pasaba conmigo pero creo que en ese momento pensaba que era algo muy normal.

A medida que fui creciendo, las caricias con mis primos no se daban tan eventualmente, yo ahora me interesaba mas por jugar siempre con mujeres, me encantaba todo lo que tenia que ver con vestidos, muñecas, juegos no bruscos, etc.

Notaba que las personas me veían como alguien que no estaba dentro del contexto de lo que comúnmente hace un niño; entonces ahí empieza una difícil etapa donde empecé a sentirme culpable por mi comportamiento, ya que todos comenzaban a ofenderme con palabras que hieren hasta lo mas profundo del ser.

 

Nunca tuve verdaderos amigos porque cuando creía que contaba con ellos me daban la espalda y se unían a los demás pera hacerme sentir mal.

 

Al pasar el tiempo mis padres me entraron a los primeros grados de educación básica, allí las cosas eran mucho peor porque los niños notaban que a mi no me gustaba lo mismo que a ellos como el fútbol por ejemplo, yo siempre estaba con mujeres, ellas por lo menos me hacían sentir bien. 

 

Así transcurrieron los primeros 5 años de escuela, pero esos 5 años fueron muy duros porque es cuando mas te confundes, no sabes el porque de todo lo que te esta sucediendo como por ejemplo sentir cierta atracción por tus compañeros, y a eso se le suma los insultos y las ofensas que te hacen sentir como si no fueras nada y el culpable de todo; el tenerte que esconder de alguien que te la tiene montada, por no tener el suficiente coraje para enfrentarlo, aguantar que alguien te diga: “oiga , porque no habla como un hombre, por que su voz es tan afeminada, porque mantiene con mujeres, miren allá va la “loca” del grado!!”; todo eso se me clavaba como puñales en el alma y cuando llegaba a mi casa dejaba que mi ser explotara en llanto para desahogarlo de tanta discriminación por parte de la gente que no entiende que uno siente y que por muy gay que sea también se tiene sentimientos y sufre como podría sufrir cualquier otra persona, a pesar de todo esto nunca descuide mis estudios y trataba siempre de ser el mejor para que todos supieran que nada de esto me afectaba y que la cosas podían cambiar si me lo proponía.

 

Cuando entre al  colegio, allí si que las cosas eran muy diferentes, si antes eran peor ahora consideraba que pasaban a un nivel repeor; es una etapa donde comienzas a tener cambios hormonales por todo tu cuerpo, y notas que el interés hacia tus compañeros se hace mas grande y quisieras que alguno de ellos te miraran, así como tu lo haces con ellos,  pero eso jamás sucede, no por lo menos en mi caso, pensaba que era el único ser en la tierra que pensaba y sentía diferente a todos lo demás "hombres”, pero a pesar de sentir todo esto trate de ser como ellos, es decir imitarlos en todo.

 

Un día me dije a mi mismo que cambiaria y que seria “todo un hombre”, así estuviera frustrando mis verdaderos sentimientos de lo que en realidad era; pero uno no puede cambiar por mas que se lo proponga, es mas, esto me afecto mucho y me dejo mas confundido de lo que estaba.

 

Entonces fue cuando decidí seguir como si nada y olvidar todo para dejar que el tiempo se encargara, pero y quien dejaba olvidar si aun ahí estaban aquellas personas que solían insultarme y que hacían lo imposible para hacerme sentir como una “cosa rara”, no perdían ni una oportunidad para refregarme por medio de palabras que era diferente a todos y que por mas que intentara no podía ser como ellos, en esos momentos quería desaparecer, pero no tenia las agallas suficientes y los elementos como para dar por terminada esta difícil batalla en mi vida, lo único que podía hacer era desahogarme llorando  encerrado entre cuatro paredes de mi cuarto

 

A veces mis padres me preguntaban que porque siempre estaba triste y aislado,  que porque no tenia amigos, ya que siempre que estaba era con mujeres, pero yo los aludía diciéndoles que con ellas me sentía mejor,  aunque no siempre porque cuando ellas se enojaban conmigo lo único que hacían era comportarse como los demás, en fin sentía que estaba solo en este mundo.

 

Cuando tenia 13 años mas o menos paso por mi cabeza la idea de alquilar una película porno para verla en mi cuarto, pero me dio mucha vergüenza alquilarla porque nunca lo había hecho. 

 

Me fui a mi casa y la vi,  aunque era de heterosexuales me excite y eso me gusto, lo seguí haciendo muy continuamente, pero llego el día en que quise ver una de homosexuales, pero como haría para alquilarla? porque de hecho soy muy tímido y a parte de eso vivo en un pueblo pequeño donde todo el mundo se da cuenta de lo que haces o dejas de hacer, pero no me importo; fui a la video tienda y pedí una de gays, cuando llegue a mi casa ya estaba mas que excitado pero cuando la vi la excitación fue aun mas, fue algo que nunca podría olvidar; la primera vez que veía a dos hombres tener sexo, de ahí en adelante seguí viendo películas de este tipo. 

 

Claro que aun yo no me aceptaba como gay, solo decía en mi mente que a lo mejor era por la edad que me gustaban los hombres, pero que eso cambiaria algún día. Será que sí cambiaria al pasar el tiempo?

 

A los 15 años estaba por comenzar  el grado 10 de secundaria, y pensaba que me sentiría muy bien en mi grupo porque la mayoría de los alumnos eran mujeres y solos habían 3 hombres; pero las cosas no fueron así porque a pesar de que fue uno de los mejores años que pase en el colegio, algunas compañeras y compañeros me hacían sentir muy mal y lo peor de todo era que me hacían recordar aquellos años de la niñez que no me traían recuerdos buenos del todo. 

 

En mi mente aun esta vigente algo que me hirió demasiado en su momento; y fue cuando una compañera me insulto delante de todos, inclusive delante de la profesora, no se porque me dolió tanto, de hecho ya hasta estaba acostumbrado a esa clase de episodios, pero cuando de su boca salieron esas palabras, sentí que el mundo se vino encima, se me hizo un taco que me estaba ahogando y las lagrimas rodaban por mi rostro; todos me miraban, fue una humillación tan grande que de solo recordarla hace que mi rabia y odio revivan por todos aquellos que no respetan lo que uno piensa, siente y quiere.    

 

Al llegar a grado 11 mi papá decidió comprar un computador para mi hermano y yo, debido a que nos pedían muchas tareas hechas en compu, a mi me gusto mucho la idea porque podría convencerlo para que instalara Internet, así tendría el mundo abierto hacia mis pies; pasaron como 5 meses y por fin tenia la red de redes, estaba muy ansioso por entrar a navegar, al principio solo me conectaba para averiguar por mis artistas favoritos y cosas por el estilo, pero llego el día en que me atreví a buscar paginas de porno gay, al entrar estaba muy asustado porque no sabia casi sobre esto, pero cuando vi esa cantidad de fotografías tan explicitas, me entusiasme y ya ahora ese era mi tema favorito en el Internet

 

Pero como todo en la vida, esto me canso y ya no sentía tanto interés, quería experimentar algo nuevo y fue cuando opte por entrar a algún chat para conocer gente “igual a mi” y compartir vivencias; en un comienzo me gusto mucho ese mundo de los chats, pero después me di cuenta de que todo eso era algo súper impersonalizado y muy superficial, solo les importaba si eras guapo, si tenias lo uno lo otro, y lo que era peor, siempre querían hablar de sexo; pero por un lado yo no era el prototipo de persona atractivo en todo sentido, y por el otro no me consideraba una persona promiscua como para entablar conversación con alguien de esta clase; claro que vale la pena aclarar que todos no son así, inclusive llegue a toparme con personas muy agradables y de las cuales tengo recuerdos muy gratos y buenos. 

 

En cuanto al colegio las cosas estarían por mejorar cuando conocí a alguien que cambio mi vida por completo, su nombre es Mauricio, yo sentía que tenia algo en común con el, pero aun no sabia muy bien que era, llego el momento en que nos hicimos amigos y él comenzó a frecuentar mi casa, yo solo lo veía como un buen amigo, hasta que un día me hizo saber que el era bisexual y que por favor lo aceptara sin rechazarlo, fue entonces cuando me di cuenta que no estaba solo, que contaba con alguien que sentía lo mismo que yo; en ese momento no le dije nada de lo mío, el lo fue sabiendo a medida que entrábamos a las paginas de Internet y a los chats; ahora es mi mejor amigo, lo quiero mucho; hace ya algunos meses me confeso que estaba enamorado de mi pero la verdad a mi no me gusta, solo lo veo como alguien que esta a mi lado para vivir la vida sin tabú.

 

Al pasar el tiempo, mi amigo decidió presentarme un primo que tiene llamado Daniel, la verdad en un principio me cayo super bien, los tres siempre manteníamos juntos, compartíamos momentos muy únicos; pero el concepto hacia Daniel fue cambiando a medida que lo fui conociendo mas afondo porque me di cuenta que es alguien no merecedor de mi amistad, me decepciono por completo, pienso que no valió ningún consejo que le di y mucho menos la amistad que le brinde; yo solo espero que algún día el cambie un poco su forma de pensar y así mismo mejore su calidad de vida, pero también le agradezco profundamente, porque fue una especie de espejo para mi, ya que así me percate de las trampas que nos pone la vida y en las cuales no debemos caer, como lo esta haciendo el. 

 

En el colegio yo tuve la oportunidad de tener novia muchas veces, pero nunca las he tenido porque para que hacer sufrir otras personas, para que utilizarlas como fachada para tapar lo que verdaderamente sentimos, lo mejor es conocernos y aceptarnos tal  y como somos para así poder disfrutar mas a fondo todo lo que nos ofrece esta única y hermosa vida.

 

Paula, una de mis mas grandes amistades ya también sabe lo mío; decidí contárselo hace como un año aproximadamente, ella me acepto sin ningún rechazo, nuestra amistad ha mejorado considerablemente porque ahora tenemos mucha mas comunicación y lo mejor es que cuento con alguien mas para compartir sin tener que ocultar nada; ella y Mauricio son mi mas valiosos tesoros cuando me refiero a la amistad.     

 

En agosto del año pasado conocí a alguien por el chat que no era como los demás, encontré mucho en común con esta persona y lo mejor era que vivía en Medellín, una ciudad que queda cerca de donde vivo,  ó sea que se podía dar la posibilidad de conocernos personalmente; yo solo entraba a Internet para encontrarme con el, se volvió alguien indispensable en mi vida, me sentía muy bien, al fin había encontrado mi supuesta “media naranja”, el era mucho mayor que yo pero eso a mi no me importaba, solo quería que esto siguiera hasta el fin, un día el me dijo que vendría a visitarme y así lo hizo, la pasamos muy bien, me gusto muchísimo, después yo en diciembre lo fui a visitar y de igual forma que como la primera vez la pasamos súper, porque al fin había disfrutado de lo placeres que nos ofrece el “verdadero amor”, pero todo esto ya no era igual porque a pesar de que nos encontrábamos en el chat y nos hablábamos por Tel., no hay como tener esa persona a nuestro lado;  entonces decidimos separarnos por el bien de lo dos.

 

Ahora me doy cuenta que no era tan indispensable para mi, también se que no fue un amor verdadero, no por lo menos hacia lo que yo sentía por el; solo fue un etapa mas que paso por mi vida, eso si, me dejo mucho y lo mejor fue que lo entregue todo en ese momento, así que no me arrepiento de verla experimentado.

 

Ahora estoy solo sentimentalmente, no me preocupo por esto, se que algún día llegara alguien que me ame y que yo ame verdaderamente o si no alguien con quien pasar algún tiempo y que como siempre me deje algo bueno o malo dependiendo de lo que vivenciemos, en estos momentos solo me preocupa seguir creciendo como persona y fortalecer mucho mas mis valores.

 

Ya no chateo como antes, pero cuando lo hago, por suerte me he encontrado con personas que hoy en día son amistades muy especiales para mi, entre esas personas se han destacado Guillermo, Andro, Cesar Julián, Oscar, Efrén, Ferney y Manuel. Aunque con algunos de ellos perdí la comunicación, nunca dejare de recordarlos y siempre ocuparan un especio en mi corazón. 

 

Hace algún tiempo me estuve dedicando a buscar información de auto superación y conocimientos sobre temas referentes a la comunidad gay;  y estoy muy feliz porque con todo lo que leí, pude aclarar muchas incógnitas que tenia. Ya no me importa los comentarios de los demás, allá ellos si me aceptan o no, sé que en el mundo hay muchas personas que quisieran estar conmigo sin importar lo que piense o deje de pensar.

 

A partir de todos estos conocimientos que he adquirido en Internet y ya con mis dudas claras, me prepare para decirle a mis padres que soy gay, aunque yo supe desde siempre que ellos lo han sabido, es bueno confirmárselo; y por supuesto llego el día, y como lo tenia previsto todo salió muy bien, ellos me aceptaron sin ningún rechazo; no voy a negar que mi mamá se confundió un poco, inclusive trato de echarse la culpa de todo lo que me había sucedido en todos estos años y me dijo que por que  no había confiado en ella; pero al final yo le explique todo y lo comprendió muy bien, en cuanto a mi papá lo tomo muy serenamente y me dijo que siguiera adelante luchando porque lo que quería; la verdad tengo padres muy comprensivos que me apoyan en todas las decisiones que tomo. 

 

Algo que dejo gran huella en mi vida y que recuerdo muy bien fue la vez que decidí ir a un teatro donde se reunían personas gay para ver películas porno; fui por sugerencia de una persona que no vale la pena detallar en este escrito; esto ocurrió hace como 10 meses, y esta fue la impresión que me lleve: cuando entre al recinto todas la personas me miraban, a lo mejor notaban que era nuevo; había gente de todas las edades, y de todo tipo; me aproxime a una silla  y me senté a observar la película, cuando de pronto algunos de los espectadores comenzaron a tocarse y a besarse, pensé que no pasaría de ese punto, pero cuando me di cuenta algunos estaban semidesnudos, mi reacción fue de asombro, la promiscuidad que se deslumbraba allí era increíble, habían personas que tenían relaciones sexuales hasta con 3 y 4 individuos; no se como hacen muchos para tener esos encuentros que son tan íntimos con cualquiera que se les aparezca; tampoco se ni como puede ir hasta ese lugar, a lo mejor por la curiosidad, pero me arrepiento porque en cierta forma fui participe visual de aquella situación, y espero nunca mas ser cómplice de eso.        

 

Hoy por hoy me he dado cuenta que en el mundo si hay personas que no les importa el físico de los demás; pienso que lo verdaderamente hermoso de un ser, es su interior y lo bien constituido que lo tenga, hoy en día me veo como alguien muy hermoso porque se que lo que tengo dentro de mi alma, tiene buenas bases para seguir adelante, también me veo hermoso porque por mis poros se transpira una gran libertad y orgullo de poder decir en cualquier momento soy gay ¿ y que?     

 

Tengo muchos sueños y uno de ellos y creo que el mas importante es crear o unirme a una entidad de apoyo gay para así luchar por la igualdad que merecemos y así mismo quiero que nuestros derechos y forma de vida sea respetada por toda la sociedad; solo espero que lo pueda cumplir, pues no lo hago ahora porque donde vivo como que la gente no enfrenta esto, todos son escondidos y no hay ninguna entidad para que los jóvenes puedan recibir orientación.

 

Invito a todo el que lea este escrito para que no se quede callado y brote todo lo que sienta sin importar lo que pase. Lo primero que debemos aprender es que no necesitamos  la aprobación de todos ni de nadie, que sólo necesitamos nuestra  aprobación, solo eso.

 

Agradezco a todas las personas que han pasado por cada etapa de mi vida; para las que aun esta conmigo físicamente, deseo aprender aun mas de ustedes y para la que ya no están aquí pero si en mi ser, les agradezco intensamente por todo lo que aportaron a mi buen crecimiento personal... Deseo que Dios los guarde y donde quiera que estén en estos momentos, anhelo que hayan alcanzado el éxito y me estén recordando como yo los recuerdo.  

 

Esta fue mi historia, solo me queda por decir que no todo es malo en la vida y que debemos disfrutar cada momento de existencia  como si fuera el único, porque nunca sabremos cuando dejaremos de existir.

 

 

Andrés (Colombia)

 

  Puedes contactar con Andrés  en:  andres_cool17@hotmail.com   

 

ISLA  TERNURA CARTAS  DE  NAVEGANTES DESDE EL CORAZÓN